Polvo

.

Desde la soledad de una mesa

situada en el fondo

de un café cualquiera

Intuyo que

nombrar la piel del árbol

-ejercicio inútil de la memoria-

Es también

soñar con el aroma

dulce ∫ agrio

del tiempo que se esparce

sobre los plantíos de sal

y de ceniza -cierto desierto-

gentiles casi

de tan abyectos

Territorio yermo

Caligrafiado por las huellas

De todos nuestros muertos

cuyas voces reptan

De sur a norte siempre

Y nos aniquilan

De modo que

Ser el polvo

es también

Ser en el polvo, polvo

Verbo e idea radical: el abismo

Es ahí donde habita y se sacia

En el fondo

Toda sed de absoluto

En ese manantial seco que gira

Y que dibuja

De una vez y para siempre

El infinito círculo de la nada.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s